La importancia de hacer un análisis de la competencia en Internet

Antes de tomar una decisión empresarial sobre tu negocio online, es fundamental saber contra quién vas a competir para poder plantear qué vas a hacer y cómo. Por ello, vamos a desarrollar una serie de puntos que tienes que tener en cuenta antes de llevar a cabo tu estrategia digital:

1) Conocer el posicionamiento de la competencia en Google. ¿Cuáles son las páginas web que están mejor situadas en Google con términos básicos relacionados con tu negocio? Estudia qué palabras clave están potenciando en las etiquetas de su web y analiza a través de herramientas como Semrush cuáles son los términos y expresiones que más tráfico están obteniendo las páginas web de tus competidores. Posteriormente, ve al Planificador de Palabras clave de Google y descubre cómo busca la gente, aprende expresiones que emplean los usuarios y si están relacionadas con tu negocio. Deberás ir preparando un documento para ir desarrollando tu estrategia SEO. Si tus competidores están captando tráfico de interés en Google, es decir, clientes potenciales, tú tienes que estar también.

2 ) ¿Tu competencia hace campañas de Adwords? Si después de varias búsquedas en Google no encuentras ningún anuncio, como poco la situación es algo inquietante. Puede ser que tengas la suerte de ser el primero de tu sector en lanzarte a hacer una campaña de Adwords pero, casi seguro, este no será el caso. Puede ser también que simplemente algunos lo hayan intentado y no les haya funcionado. Sin embargo, este supuesto es también muy improbable. Lo normal es que sí veas resultados de tu competencia y si es así, tienes que fijarte cómo se están anunciando y qué ofrecen: ofertas, descuentos, precios, copies, textos de los anuncios, páginas de destino, diseños, procesos de comprar y/o de solicitad de información, etc. Tienes que empaparte de información y saber todo de al menos 30 competidores. Si lo haces, podrás aprender lo que están haciendo bien y por supuesto, lo que no hacen tan bien.

3) Analizar la repercusión en las RRSS. Todas las empresas quieren estar, pero no siempre merece la pena.  Obtener una buena presencia en las redes sociales exige mucho esfuerzo en recursos humanos y dinero. Por eso, se tiene que tener muy claro que las redes sociales van a ser un foco de captación de clientes. Lo primero que hay que preguntarse es si nuestros clientes potenciales utilizan las redes sociales. Lo segundo es si, siendo la anterior cuestión afirmativa, alguien que busca entretenerse en las redes sociales va a poder ser persuadido por mis productos. Por ejemplo, si lo que buscas es vender tornillos, es muy probable que tu público sí utilice las RRSS, pero también que no haga caso alguno a un anuncio que vea de venta de tornillos. En cambio, si lo que ofreces es ropa, complementos deportivos, entradas para eventos de ocio, culturales o formación, sí vas a poder vender directamente a través del social media. Si “has pasado” este ejercicio, has de observar cómo trata tu competencia a sus fans en las redes sociales, tipo de contenidos, seguimiento que hacen los fans de éstos, concursos, interacciones, etc. Así, podrás obtener una ides clara de cómo llevar tu propia estrategia en Facebook, Twitter, LinkedIn, etc.

4) Estudio de las páginas web de tus competidores. La web es el centro de una estrategia digital, es el fin último donde quieres llevar a todos los clientes potenciales para que te compren o soliciten información. Es quizás la parte más delicada de la estrategia, ya que sin una buena página, todo lo que hagas después para promocionarla no servirá. Por lo tanto, tienes que abrir en tu navegador todas las páginas web de tus competidores, hasta que las pestañas del navegador sean inapreciables, y comenzar a estudiar los proceso de venta de tus competidores: pasarelas de pago, formularios de contacto, precios de sus productos o servicios, novedades que ofrecen, descuentos, menús, diseño, colores, logo, textos comerciales, módulos, secciones que tienen, etc. En definitiva, conocer la web de tus competidores al dedillo.

5 ) Otras estrategias. La tecnología innova cada día y hay que observar las últimas corrientes y qué novedades presenta el mercado y con ello, si tu competencia está en las últimas tendencias. Es importante estudiar la presencia mobile, las apps, si acuden a ferias y eventos, su presencia en medios digitales y tradicionales, códigos QR, etc.

En resumen, analizar a la competencia tiene como objetivo que la carencia de conocimiento no sea una barrera en el progreso de tu negocio digital, sino justo al contrario.

Para más información, os invitamos a que visitéis nuestra sección sobre qué hacer para obtener un perfecto análisis de la competencia.

google-plusgoogle-plus