El SEO ha evolucionado y actualmente podemos decir que el groso del trabajo va destinado a realizar posicionamiento en móviles. El ordenador ha pasado a un segundo plano cuando se trata de buscar información. No es nada nuevo que el uso de los móviles para hacer búsquedas en Internet es cada vez mayor. Por ello, las estrategias de posicionamiento deben orientarse a que la página cumpla todos los requisitos necesarios, para que el usuario tenga una buena experiencia a la hora de entrar en tu web desde su dispositivo móvil.

Google sabe que la mayoría de usuarios hacen búsquedas a través del móvil por ello decidió crear un nuevo algoritmo: “Mobile Index First” o como se conoce de forma más común “Mobile First”.

Y es que puede darse el caso de que una web esté bien posicionada si haces una búsqueda desde el ordenador pero al hacerla en el móvil no esté igual de bien posicionada.

En esto consiste “Mobile First”.  Consiste en un algoritmo que analiza si tu web está adaptada a los dispositivos móviles. El “premio” para aquellas páginas responsive y bien trabajadas es subirlas de posiciones mientras que el no contar con una página responsive y mal trabajada puede suponer el descenso de posiciones en el buscador.

 

¿Estoy haciendo bien el posicionamiento en móviles?

Para responder a esta pregunta tienes que pararte a pensar si tu web cuenta con:

 

1. Tipo de contenido adecuado

Hay que verificar si el contenido con el que contamos en nuestra web es interesante para los usuarios que nos visitan. Es importante contar con textos, imágenes y vídeos, siempre en la justa medida ya que siempre se ha dicho que “en el punto medio está la virtud”. Esta frase también es aplicable para el contenido que tenemos en nuestra web.

Sobre todo y lo más importante es contar con un contenido adaptado a los dispositivos móviles, es decir, que las versiones que has utilizado sean versiones adaptadas a estos dispositivos y que además sean rastreables e indexables.

2. Una buena estructura de los datos

Es fundamental saber decirle a Google qué es lo que está “leyendo”. Es decir, si en nuestra web tenemos una imagen, a través de Google Serch Console tenemos que decirle al robot: “esto es una foto”. Y lo mismo pasa con el resto de contenidos que tenemos, textos, títulos, precios, vídeos… Cuanto más fácil se lo pongamos a Google para que nos entienda, más probabilidades tenemos de que le guste lo que tenemos en nuestra web y por tanto, nos premie de forma positiva subiéndonos de posiciones.

3. Metadatos

Es muy importante que verifiques que tanto los títulos como las metas descripciones son equivalentes en la versión móvil y en la versión para ordenadores. Es fundamental tener en cuenta el matiz equivalente porque no es lo mismo que igual. Por ejemplo, es habitual que los títulos en el posicionamiento en móviles sean más cortos, pero siempre tienes que buscar que tengan la misma información importante y sobre todo que aparezcan las palabras clave.

Puedes comprobar si tu web está adaptada al posicionamiento en móviles a través de la herramienta de Search Console. Además de estos puntos existen otros aspectos que has de tener en cuenta antes de hacer tu web responsive.

Y es que actualmente el no contar con una web adaptada a los dispositivos móviles supone no tener en cuenta al 55% de usuarios que hoy en día hacen sus búsquedas y solicitan información a través de sus móviles.

Es importante que no te quedes atrás, que evoluciones a la par que lo hace Google y en general el mundo actual. Cualquier cambio que hagas a partir de ahora de cara a mejorar tu posicionamiento en móviles hará de tu proyecto online, un proyecto más competitivo y beneficioso para ti.

Para más información acerca del posicionamiento en móviles puedes entrar en metacom BCN, ¡y poder exprimir el máximo rendimiento de tu web!