Los leads son un elemento fundamental de cara a la estrategia de marketing que se esté llevando a cabo en ese momento.

Lo primero que tenemos que entender es qué es un lead en el marketing online. Un lead es lo que se conoce como cliente potencial, es decir, aquel usuario que siente algún tipo de interés por los productos o servicios que podemos ofrecerle. En el caso de una tienda física sería quien visita una tienda y pregunta, pero no ha decidido todavía si va a comprar o no.

En el marketing online ocurre lo mismo: el lead es la persona que está en medio, es decir, quien ocupa el vacío que encontramos entre nuestro público objetivo a quien dirigimos nuestros mensajes y campañas de publicidad y el comprador final.

Un Lead puede ser la persona que por ejemplo ha cumplimentado un formulario, contestado a una campaña que haya sido enviada por e-mail marketing  o haya interactuado con la empresa a través de las redes sociales por lo que denota cierto interés en el producto o servicio ofrecido.

Para conseguir Leads debería ser uno de los pilares básicos en cualquier estrategia de marketing online.

El proceso que hemos de seguir para conseguir leads es:

  1. Seleccionar dentro del público general a quienes van a formar nuestro público objetivo.
  2. Una vez que hemos definido nuestro público objetivo, es necesario atraerlo hasta nosotros, esto lo conseguiremos con otras herramientas del marketing, como el buzz marketing
  3. Cuando conseguimos que el público objetivo realice una conversión (rellenar un formulario, hacer una llamada, escribir un email…), será cuando se conviertan en Leads.
  4. Cuando esos leads realicen una compra (dado que estamos hablando de un eCommerce), será cuando se conviertan en

Por ejemplo el Inbound Marketing se trata de una estrategia que va enfocada principalmente a conseguir atraer a los leads. Pero para conseguirlos,y gracias, al marketing online podemos trabajar desde 3 vías diferentes:

  1. La web: el simple hecho de tener una web no hace que vayas a conseguir leads, es fundamental que la web esté adaptada y cuente con todas las características para que resulte atractiva, y de fácil navegabilidad. Sobre todo las llamadas de atención al cliente que les fomente el hacer clic será lo que realmente convierta.
  2. Las redes sociales: debería ser el objetivo de cualquier red social corporativa. Sin embargo no hay que confundir a los seguidores con leads, lo que tenemos que lograr es que las redes sociales se conviertan en un trampolín para que los usuarios quieran interesarse por nuestros productos y servicios, entonces sí que pasarán a ser Leads.
  3. La publicidad: Una de las grandes ventajas que ha supuesto la publicidad online es que ha acabado con la unidireccionalidad de la misma. Un anuncio puede ser la vía para que un usuario que en un principio visita la web sin ninguna intención completa, termine siendo un lead.

Una vez que hemos conseguido esos leads lo peor viene ahora, el momento de convertirlos en clientes finales. Siempre tienes que tener en cuenta que aun que se hayan convertido en leads, no  lo tienes todo hecho, tienes que continuar trabajando para convertirlos en clientes finales.

Con este post esperamos haber podido ayudar a todos los que contáis con un eCommerce y queréis conseguir un mayor número de leads.