¿Quién de vosotros se ha visto motivado para lanzar su propio negocio online? Seguro que muchos os lo habéis planteado pero pocos son los que han dado el gran salto. ¿Sabéis por qué? Sencillo, porque para montar un negocio online no basta con crear una página web y menos cuando hablamos de un e-commerce, es necesario pensar de antemano en la estrategia de marketing que vamos a seguir.

La ilusión de montar tu propio negocio puede desvanecerse en el momento en el que lo has puesto en marcha pero por más que pasan los días y los meses, tu tienda todavía no se ha estrenado. Y si no se ha estrenado puede deberse a que el tráfico a la web es escaso o nulo.

¿Cómo podemos solucionar esto? Posicionando nuestra página en los buscadores de Google y para conseguirlo se nos presentan dos opciones: utilizar una estrategia basada en el SEO (Search Engine Optimization) o en el SEM (Search Engine Marketing).

¿Todavía no sabes de lo que te estoy hablando? No pasa nada, en este artículo vamos a ver en qué consisten ambas y cuál sería la mejor estrategia para tu e-commerce.

 

¿Qué es el SEO?

El SEO es lo que comúnmente conocemos como optimización en los motores de búsqueda. Es un conjunto de técnicas dirigidas al posicionamiento de un sitio web en los buscadores. Estas técnicas permiten mejorar la visibilidad de una página web en los resultados orgánicos de los distintos buscadores.

Para mejorar la visibilidad de un sitio web, el SEO se basa en dos factores principales:

  • La autoridad (popularidad de la web)
  • La relevancia (relación de la web con la búsqueda realizada)

Y para optimizar ambos aspectos hay que centrarse en dos parámetros de actuación:

  • SEO On-Page: optimización del interior de la página web (keywords, URLs, velocidad de carga, sitemap, robots, etc.)
  • SEO Off-Page: trabajo de los elementos externos que influyen en el posicionamiento de la web (enlaces externos, CTR, presencia en redes sociales, etc.)

 

¿Qué es el SEM?

El posicionamiento SEM es el marketing en los motores de búsqueda. Esta es la gran diferencia entre ambas estrategias. El SEM se basa en aplicar técnicas de marketing online de pago para el posicionamiento en buscadores. Para hacer campañas de publicidad mediante anuncios de pago en los buscadores de Google, éste nos ofrece dos opciones: Google Search y Google Shopping.

  • Campaña de Búsqueda (Google Search): es una de las estrategias publicitarias más utilizadas actualmente gracias a los resultados que genera. Estos anuncios están creados en base a palabras clave y aparecen encima de los primeros resultados orgánicos cada vez que un usuario realiza una búsqueda con términos relacionados.

 

ejemplo campaña de búsqueda

  • Google Shopping: Está enfocado a las tiendas online. Son anuncios gráficos compuestos por una imagen del producto acompañado de su precio. Estos anuncios suelen aparecer a la derecha de los resultados orgánicos aunque también aparecen centrados arriba.

 

ejemplo campaña de shopping

 

¿Qué estrategia de Marketing es mejor para mi e-commerce: SEO o SEM?

Aquí llega la respuesta mágica y, sinceramente, la elección de la estrategia dependerá de si estás dispuesto a apostar por el futuro de tu negocio. Si queremos que nuestro negocio online se posicione de forma rápida, sólida y duradera en el buscador de Google la mejor opción será hacer una estrategia de SEO Y SEM al mismo tiempo.

Trabajar de forma orgánica la página, favoreciendo la usabilidad del usuario y además darle un empujón en las posiciones a la primera página de Google con una inversión en publicidad es la mejor estrategia que puedes plantearte.

¿Cuál es el “pero” de ésta opción? Pues que nada en esta vida se hace gratis y el presupuesto puede que se te vaya de las manos al principio pero es lo que te he hablábamos al principio de este artículo, ¿estás dispuesto a apostar por tu negocio?

Si no nos podemos permitir hacer ambas estrategias a la vez, tienes que tener en cuenta si tu proyecto es a corto, medio o largo plazo para saber por cuál decantarte. Si es a medio-largo plazo la inversión en SEO es fundamental. Si quieres mantenerte en la cresta de la ola el trabajo debe ser contante y duradero.

Si por el contrario quieres hacer una promoción puntual para tantear el mercado puedes lanzar una campaña de Google AdWords o Google Shopping y comprobar si tu producto tiene buenas perspectivas de venta frente a la competencia.  Este tipo de campañas son fantásticas para proyectos de corto recorrido: campañas de rebajas, Navidad, productos de edición limitada, cursos, etc.

 

¿Te ha sido de ayuda este artículo para aclarar un poco tus ideas? Si sigues teniendo alguna duda y quieres la opinión de un profesional no dudes en contactarnos.

¡Te ayudaremos encantados!