Era de esperar que Instagram se subiera al carro de las compras online de alguna manera, y así ha sido con Instagram Shopping . La APP cuenta con una función con la que podremos realizar la compra dentro de la propia plataforma, sin tener que salir de ella y dirigirnos a web para realizar la compra.

Pero, ¿Cómo funciona esta dinámica dentro de la APP?

Cuando se hace clic en el producto, el usuario podrá ver un botón de “comprar en Instagram” o “Checkout on Instagram”.

Cada vez es más recurrente que las empresas que quieren tener notoriedad cuenten con redes sociales como son Instagram o Facebook. Por ello, si la empresa es un eCommerce ¿Por qué no vender sus productos en la propia red social? Muchas veces por falta de tiempo o simplemente porque seguimos viendo otros contenidos en la red social, nos olvidamos de ese producto que tanto nos había gustado y que teníamos pensado comprar.

¿Cómo se comprará en Instagram?

  • Para las empresas que ofrecen sus productos:

La idea es que la red social cobrará a los minoristas una tarifa fija o variable dependiendo del producto  de venta. Algunas marcas ya lo han pagado y lo están utilizando como método de distribución. Marcas reconocidas como Nike, Adidas, Dior, H&M, MAC entre otras.

  • Para los usuarios:

De cara a quien está consultando el contenido, lo que diferenciará a estos productos de otros es que, aquellos que se podrán pagar a través de esta plataforma, aparecerán con un distintivo azul con el mensaje “Checkhout on Instagram.

Una vez clicado, comienza el proceso de compra como en la web. Se registran los datos del usuario, correo electrónico, número de teléfono, dirección método de pago, todo igual. Sin embargo, tiene alguna característica que lo diferencia de cualquier compra online y es que la app guarda la información del usuario para compras que se puedan realizar en un futuro. Por lo que la ventaja es clara: ya no tienes que incluir tus datos una y otra vez en la plataforma. Además, emite notificaciones sobre el estado de su pedido y por supuesto sobre su entrega.

El hecho de que para realizar la compra se necesitara que se abriera una nueva pestaña, provocaba que muchos de los usuarios que se disponían a comprar abandonaran el proceso. Y es que el usuario perdía el interés cuando tenía que salir y entrar en diferentes páginas para poder realizar la compra del producto que quería.

El objetivo fundamental es acortar este proceso y que gracias a Instagram se reduzca el proceso de compra. Y es que no es ningún secreto que las compras online representan una gran oportunidad de negocio.

Actualmente la app se encuentra en su fase “beta” y solo está disponible en Estados Unidos con vistas a que dentro de poco también se pueda introducir en el mercado online europeo. ¡Seguiremos informando!